martes, mayo 2

La ejemplar reforma del mercado laboral en España, La Vanguardia

Una serie de incentivos acordaron el Gobierno, trabajadores y empresarios en el país ibérico para convertir empleos temporales en indefinidos. Además, los sindicatos también lograron que no se redujera la indemnización al despido.
Mariano Guindal
Gobierno, patronal y sindicatos llegaron a un acuerdo para reducir significativamente la elevada tasa de contratos temporales que existe en España. Entre los compromisos alcanzados destaca el establecimiento de un “plan de choque”, por el que se bonificará la conversión de los contratos temporales en indefinidos que se hagan efectivos antes del 31 de diciembre de 2006. Estas ayudas quedarán suprimidas a partir del 1 de enero del próximo año. Las bonificaciones tendrán una duración de cuatro años y su cuantía será fija.
Esto significa que las empresas que antes de fin de año decidan convertir los contratos temporales en fijos, durante cuatro ejercicios pagarán entre medio punto y un punto menos de cotización a la seguridad social. Esto supone que una empresa que pague 631 euros de cotización al mes por todos los conceptos por un auxiliar administrativo, subalterno o ayudante no titulado, pasará a pagar menos de 600 euros. Además, estos contratos que se conviertan en fijos tendrán un despido de 33 días por año con un máximo de dos años, frente a los 45 días y un máximo de 42 meses que establece la norma general.
El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, advirtió que este “plan de choque” funcionará durante un periodo de tiempo limitado y las empresas tendrán un periodo de seis meses para acogerse a él. El secretario general de la Unión General de Trabajadores, Cándido Méndez, considera que con esta medida se facilitará la conversión masiva de empleo temporal en indefinido. El objetivo es acabar el 2006 con una tasa de temporalidad significativamente por debajo del 34%. Los sindicatos pretenden que en un período de tres años la tasa de contratos temporales se sitúe en torno al 17%, equiparable a la media europea.
El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está cuantificando el impacto de estas medidas sobre las cuentas de la seguridad social. Hay que tener en cuenta que actualmente el sistema público de pensiones está previsto que cierre con un superávit próximo a los 8 mil millones de euros. Hasta ahora este excedente se destinaba al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, por lo que existe margen para reducir estas aportaciones.
Esta es la razón por la que el Ejecutivo español y los agentes sociales pretenden que el acuerdo sobre la reforma laboral coincida con la reforma de cotizaciones de la seguridad social, ya que ambas cuestiones están ligadas. El acto se realizaría en el palacio de La Moncloa, en presencia del Presidente Zapatero y de los máximos representantes de sindicatos y de la patronal.
El segundo gran compromiso alcanzado en la mesa de negociación sobre la reforma laboral, que probablemente será anunciado el próximo jueves 27, es que no se abaratará el despido. Es decir, no se ampliarán los colectivos acogidos al contrato de fomento de empleo -menores de 30 años, mujeres y discapacitados- a los que se aplica una indemnización más baja.
Los sindicatos además lograron la aprobación de un nuevo subsidio por desempleo de 6 meses para los mayores de 45 años sin responsabilidades familiares. Asimismo, se flexibilizan las condiciones para que acceden a este nuevo subsidio los trabajadores fijos discontinuos.
La patronal CEOE-Cepyme ha aceptado esta contrapartida a cambio de abrir un nuevo período para la conversión de contratos temporales en indefinidos de fomento de empleo. Esto supone que los contratos que se conviertan en fijos antes del 31 de diciembre del 2007 tendrán un despido de 33 días por año. En la actualidad, sólo los contratos de este tipo firmados antes de enero del 2004 se benefician de este despido más barato. Estas ayudas sólo se aplicarán a los contratos indefinidos de jóvenes menores de 30 años.
Por otra parte los empresarios lograron una reducción de sus cotizaciones a la seguridad social. Como explicó el secretario general de la patronal española, José María Fidalgo, a los contratos indefinidos se les reducirá la cotización por desempleo en medio punto de forma gradual hasta el 2008.
El acuerdo contempla también una medida clave para reducir la contratación temporal, evitando el llamado encadenamiento de contratos. Se establece que cuando un empleado cubra el mismo puesto con dos o más contratos (incluidos los que haya podido realizar a través de las empresas de trabajo temporal durante más de 24 meses) se le hará fijo.

No hay comentarios.: